Bodas originales, bodas frikis y algunos consejos para fotografiarlas

Estamos muy acostumbrados a las bodas convencionales, donde el protocolo es bastante previsible y, de hecho, la mayoría de las bodas se parecen mucho unas a otras. Sin embargo, en ocasiones nos encontramos con bodas un tanto frikis y extravagantemente originales como os mostramos en el artículo de esta semana.

Desde un punto de vista fotográfico nos encantan este tipo de bodas. No hay nada más divertido que obtener fotografías cómicas en una celebración en la que pocos se atreven a desmarcarse. Y, aunque estos casos son minoritarios, hay parejas que no quiere dejar pasar un día tan importante como el de su boda para mostrar su afición por algo o montar un espectáculo original.

Estamos asistiendo a una época de cambios en todo lo que se refiere al mundo nupcial y hay novios que cuando deciden dar el paso, lo quieren hacer por todo lo alto. Buscan, ante todo, la diferenciación, bodas singulares, y hechas especialmente para divertirse.

El cine suele ser una referencia a la hora de hacer cosas originales. La famosa saga de la Guerra de las Galaxias da mucho de sí en este contexto. Es el caso en el que el novio vestido “Han Solo” espera a su “Princesa Leia”  a la puerta de la iglesia.

[Img #3078]
Pero no sólo la fantasía encuentra su hueco en este tipo de eventos, también la animación es posible. Es el caso de los que deciden convertirse en Shrek y Fiona just for a day…

[Img #3079]
Los hay a los que lo que les apasiona es la música y el baile. Es el caso de Jill y Paul de Minnesota (EEUU) que escogieron casarse con “estilo” y música. Su decisión de estar juntos para siempre estuvo marcada por el ritmo del tema Forever, de Chris Brown. El video, con unas quince millones de visitas, es simplemente fantástico.

Es de destacar que la discográfica de Chris Brown, hábilmente, decidió hacer algo diferente a lo que suele hacerse en estos casos. En vez de denunciar el video por uso indebido del tema, añadieron un vínculo en YouTube a las tiendas online donde se vende la canción. Y duplicaron sus ventas en iTunes y Amazon.

Pero existen otras formas alternativas, como casarse con la adrenalina por las nubes, y nunca mejor dicho, en medio de un vuelo en avioneta.

[Img #3080]

Si eres uno de esos “afortunados” que se ha encontrado en una de esas bodas, y tienes fotos, no dudes en enviárnoslas. De cualquier modo, sea de ese modo, sea del tradicional si tienes intención de hacer fotos en una boda (bautizo o comunión, que también tienen lo suyo) te damos algunos consejos, recomendaciones o trucos de la que aprenderemos mucho más en el próximo encuentro del Club Fotografía Antiguos UPV con Maria Saíz, experta en esta materia.

Consejos:

1. Dispara siempre en RAW. Nos dará más posibilidades a la hora de editar nuestra foto.

2. Haz una lista de las fotografías que quieras hacer. Sobre todo si nuestra intención es conseguir fotos originales. Previo a la boda es aconsejable imaginarte situaciones que te gustaría fotografía o inspírate en algún reportaje fotográfico sobre bodas.

3. Estudia las localizaciones.
Si puedes lo mejor es que conozcas antes el entorno en el que se desarrollara la boda. Si lo haces seguro que le sacarás mayor partido a tus fotos y es perfecto para los que les guste improvisar al mínimo.

4. No olvides fotografiar los pequeños detalles. Anillos, zapatos, flores, centros de mesa, detalles de vestidos… Aportara creatividad a tus fotografías.

5. Utiliza dos cámaras. Con objetivos distintos, un gran angular y un tele, por ejemplo. Este consejo tiene sentido si no quieres ir cambiando a toda prisa los objetivos del cuerpo de tu cámara. Aunque si no tienes intención de montar un álbum espectacular, elige un objetivo todo terreno, relájate y disfruta más del evento.

6. Vas a tener que moverte. Buscar distintos ángulos, detalles escondidos… Pero no seas intrusivo en la ceremonia. Recuerda que (muy a tu pesar) ¡no eres el/la protagonista!

7. ¡Ojo con la luz! En una boda existe un lugar especialmente complicado: la iglesia. Aunque el consejo se aplica a todos los interiores. Si tienes y puedes utilizar el flash, utiliza un difusor o hazlo rebotar en paredes. Si no es así, elige un objetivo luminoso (y si es con estabilizador de imagen mejor) y ve aumentando el valor ISO de tu cámara.

8. No olvides el flash de relleno. Para aquellas fotografías en exteriores en las que sea necesario. Bien utilizado da como resultado retratos excelentemente iluminados.

9. Cuida el fondo de la fotografía. Sobre todo en las ocasiones en las que sea posible, como por ejemplo las fotos más formales. Busca un fondo que no distraiga del motivo principal.

10. Cambia la perspectiva. Como hemos comentado alternar con los ángulos nos aportará un plus de creatividad.

11. Intenta hacer una foto de todos los invitados (simultáneamente). Muchas veces resultará muy complicado, pero conseguirlo puede dar como resultado una foto para el recuerdo.

12. Utiliza el disparo continuo. Es el mejor amigo de las fotos. Sobre todo cuando fotografías personas. Una excelente composición o un momento increíble pueden verse arruinados por esa mueca monstruosa imperceptible por el sistema visual humano pero que tu cámara no pasa por alto.

Y  por supuesto, no te olvides de tus dos baterías (cargadas) o pilas (cargadas también) y tu disco duro portátil o tu abanico de tarjetas de memoria.