Cómo salir de nuestra zona de confort para liderar en innovación

Matti Hemmi pidió algo tan sencillo como que cruzáramos los brazos. Entre risas, los asistentes a nuestro encuentro de Innova&Acción del mes de abril se colocaron en la postura pedida y cuando todos estaban así, Hemmi les indicó que cambiaran sus brazos de postura, invirtiendo la posición de los brazos. ¡Qué postura tan sencilla la primera y qué extraña la segunda!

2a2753ce-f82a-4736-8349-82eda900ddac

Así trató de mostrar nuestro ponente cómo los caminos aprendidos por nuestro cerebro, todo lo que corresponde a nuestras rutinas, costumbres, creencias, ideas… Todo es sencillo y fácil. Pero cuando desafiamos nuestro intelecto, cuando salimos de nuestra zona de confort, de pronto la incomodidad nos invade. Y debemos forzar a nuestro cerebro a que vaya a lo inexplorado, porque solo así conseguiremos el cambio, la evolución y el desarrollo personal necesario.

Cada vez que no hacemos algo que no nos atrevemos, nos quedamos anclados en el miedo, en la frustración, en la no aceptación de nuestro talento y valor. Y el miedo no es malo, aunque solo es positivo cuando lo usamos de motor.

Debemos ser muy conscientes de cómo procesamos la información y cómo la manejamos. Porque tal y como nos explicó Hemmi, la realidad está conformada por hechos. Nosotros tomamos estos hechos a través de nuestra percepción y con esa percepción, los interpretamos, hacemos conclusiones y emitimos juicios. Esos juicios conforman nuestra opinión y desde ahí comenzamos a actuar. Los juicios se convierten en creencias, conforman la realidad que voy a elegir vivir.

si creo que soy innovador,
elegiré vivencias que lo corroboren.

En esa misma línea hablamos sobre los hábitos de comportamiento. Los hábitos disparan nuestras creencias, éstas crean pensamientos, estos generan emociones y a través de ellos elegimos comportarnos de una forma o de otra. Esto quiere decir que nos comportamos según lo que creemos y en ocasiones no somos conscientes de esas creencias.

IMG_20180420_100946

Muchas personas que quieren desarrollarse en el ámbito profesional y personal no se dan cuenta de que su frustración por no poder mejorar subyace en un desconocimiento total y absoluto de sus creencias. Y si conseguimos hacerlas conscientes y que nuestros pensamientos y creencias estén alineadas, todo es mucho más sencillo.

Esto está relacionado con los valores de acercamiento y alejamiento de nuestros objetivos. Por ejemplo, si queremos conseguir el éxito y para nosotros el éxito consiste en que a todo el mundo le guste lo que hago a nivel profesional, tenemos un valor de alejamiento muy marcado, ya que es complicado gustar a todo el mundo.

Y hablando de los objetivos de futuro, debemos conformar en nuestra mente nuestro imago del futuro o lo que es lo mismo, la imagen que tenemos de nosotros mismos, conformada por nuestra opinión y experiencia.

¿Tenemos claro nuestro imago de dentro de cinco años? ¿y de dentro de quince años?

A veces nos vemos muy similares, comparando nuestro imago actual y el del futuro y eso aunque parezca una ventaja, es más bien es señal de inmovilismo, ¿no planeamos aprender nada, trascender, mejorar como profesionales, estar en otro plano? Nuestro entorno por seguro va a cambiar en los próximos años y es seguro que nos quedaremos desfasados si seguimos de la misma forma en cinco años vista.

Y cualquier visión de nosotros mismos, cualquier cambio, mejora o evolución, pasa por centrarnos en nuestra propia mente, en encontrar la energía y el tiempo necesario para poner el foco en nosotros. Para ello Matti Hemmi quiso que hiciésemos un ejercicio de respiración y relajación, para ser conscientes del ritmo de nuestro corazón, para liberar nuestro estrés y poder regularlo.

IMG_20180420_120249

Para acabar la sesión el ponente nos mostró cómo dibujar un mandala que represente dónde nos veremos en cinco años, en qué nos hemos convertido, qué hemos aprendido en el camino, qué referencias hemos usado, qué hábitos hemos aprendido, quién nos ha ayudado o en quién nos hemos apoyado.

Sin duda, una sesión muy inspiradora que a todos nos resultó de gran interés y que además, nos hizo pensar mucho. Si queréis ver la entrevista completa a Matti Hemmi podéis verla a través de este enlace, donde muy pronto os facilitaremos el informe de la sesión completa.

Dejar una respuesta