Conoce todas las novedades del nuevo diseño de LinkedIn

2017 va a ser un año de grandes cambios en LinkedIn. Muchos de vosotros ya tendréis el nuevo diseño activado, a otros se os activará en breve. Estos cambios podemos dividirlos en dos grandes bloques: los que afectan al perfil y los que modifican la funcionalidad de la propia plataforma.

logolinkedin

Lo primero que se aprecia al entrar al nuevo LinkedIn es un significativo cambio de diseño. La red social profesional más extendida del mundo había cambiado muy poco su aspecto desde su creación hace ya 14 años, por lo que su imagen estaba claramente desfasada. El nuevo diseño de LinkedIn es mucho más limpio y actual.  Digamos que es más agradable a la vista, pero ¿es más útil y funcional?

El nuevo perfil de LinkedIn

Un primer cambio lo observamos en nuestra foto de perfil que ahora es redonda y más pequeña. Debajo de nuestra foto, como venía siendo habitual, aparece nuestro nombre, nuestro titular profesional, el puesto de trabajo que desempeñamos actualmente, nuestra ubicación y el número de contactos que tenemos. La gran novedad es que ahora el extracto pasa a formar parte de este primer bloque de contenido pero, a primera vista, sin hacer clic sobre el enlace de leer más, sólo se leerán las dos primeras líneas del mismo. Por tanto, deberemos reescribirlo y hacer un esfuerzo por definirnos en tan solo dos líneas.

Otra gran novedad es la relevancia que cobra en el nuevo perfil la actividad de los usuarios: sus publicaciones, recomendaciones, comentarios, nuevos contactos, etc. Ahora, todo aquello que compartamos y publiquemos aparecerá justo debajo del primer bloque que hemos comentado anteriormente, es decir, incluso antes que nuestra experiencia y nuestra formación. Por tanto, deberemos ser más cuidadosos con lo que compartimos y publicamos en LinkedIn.

En el nuevo perfil de LinkedIn nuestra actividad en la red (comentarios, recomendaciones, publicaciones…) cobra mucha más relevancia. Cuida lo que publicas

Además, en el nuevo perfil de LinkedIn solo aparecerá desarrollada nuestra última experiencia profesional, el resto aparecerán minimizadas. Deberemos cuidar por tanto cómo describimos nuestras capacidades y habilidades en nuestra experiencia más reciente para que estén orientadas hacia lo que realmente queremos hacer en el plano laboral (que puede coincidir o no con la labor que estamos desempeñando actualmente). Otro gran cambio es que desaparece la vinculación entre las recomendaciones y las experiencias profesionales. Es decir, cualquier recomendación pasará a estar relacionada con el perfil en sí pero no con una experiencia profesional. Y de todas nuestras aptitudes, solo serán tres las que se destaquen, por lo que habrá que seleccionarlas bien: las que mejor nos definan pero también las que más se demanden en nuestro sector. El propio LinkedIn nos recomendará aquellas que más se ajusten tanto a nuestro perfil como a lo que demandan los reclutadores de personal. 

Por otro lado, los datos de contacto ahora están camuflados en la columna derecha de nuestro perfil, justo arriba de la publicidad por lo que no estaría demás que los incluyésemos en algún otro apartado como, por ejemplo, el extracto.  Y si teníamos una imagen de fondo en nuestro perfil tendremos que revisarla puesto que sus dimensiones han cambiado. Ahora son de 1536 x 738 píxeles.

LinkedIn-new-profile-connection-view

Cambios de funcionalidad

Menú de navegación. LinkedIn ha unificado los menús de la versión móvil de la versión de escritorio y lo ha hecho simplificando al máximo las opciones de navegación.

El nuevo menú de Linkedin, que ya no tiene desplegables, cuenta con las siguientes pestañas. Inicio, Mi red, Empleo, Mensajes y Notificaciones. A estas opciones se suman la pestaña Yo desde la que puedes ver tu perfil, editarlo y configurar tu cuenta y la sección Más desde la que puedes acceder a servicios complementarios a la plataforma cómo slideshare, la formación de LinkedIn o sus opciones de publicidad. También es desde aquí desde donde podremos contratar los servicios Premium de LinkedIn y ATENCIÓN acceder a nuestros grupos.

Del nuevo menú el elemento más novedoso quizá sea el de Notificaciones. Por fin todas las interacciones que recibimos en la web (quien nos ha comentado, recomendado, enviado un mensaje, aceptado nuestra solicitud de contacto, felicitado por nuestro nuevo puesto de empleo o validado una aptitud) desde un mismo lugar.

neptune-jan25-navigation

Newsfeed. El nuevo timeline de Linkedin muestra las actualizaciones según la relevancia que su algoritmo les otorgue. Es decir, en función de nuestra actividad y nuestras relaciones, LinkedIn establecerá que contenidos son prioritarios para nosotros y nos interesan más. Ya no veremos en la misma proporción las actualizaciones de todos nuestros contactos al igual que ya sucede en otras redes sociales como Facebook.

Las búsquedas. Uno de los cambios más criticados del nuevo LinkedIn es la desaparición de ciertos filtros a la hora de realizar búsquedas en las cuentas básicas. En su estrategia de monetización de la plataforma, LinkedIn ha decidido limitar las opciones de búsqueda de sus cuentas gratuitas dejando esas funcionalidades para sus cuentas Premium.

La gestión de los contactos. La otra gran pérdida que sufren los usuarios de cuentas básicas de LinkedIn está relacionada con la gestión de sus contactos. Antes podíamos etiquetar a nuestros contactos y crear categorías para tenerlos organizados y segmentados, ahora esa opción queda también relegada a las opciones de pago. Otras funcionalidades que se pierde son las de  poder agregar notas a nuestros contactos o exportar sus datos. Sin embargo ahora todas las acciones relativas a los contactos aparecen unificadas en el apartado de mi red. Desde allí podremos ver tanto nuestros contactos (eliminarlos, mandarles un email, etc.) como las invitaciones que tenemos pendientes, las que nosotros hemos enviado y las sugerencias de LinkedIn de personas que podrías conocer. Otro punto a favor del nuevo diseño de LinkedIn es que ahora cuando visitamos el perfil de un tercero nos aparece de forma muy destacada el apartado Highlights en el que se nos indica la vinculación que tenemos con ese usuario: grupos compartidos, contactos en común, etc.

neptune-jan25-network

Cambios en las publicaciones. A partir de ahora, los usuarios de LinkedIn tienen la oportunidad de editar sus publicaciones. Antes si queríamos modificar alguna cosa (por que hubiese alguna errata o quisiéramos matizar algo o ampliar la información dada) nuestra única opción era eliminar la publicación en cuestión y publicar una nueva.  No todo iba a ser malo. Y, otra nueva funcionalidad muy interesante, es la posibilidad cuando le damos a compartir una publicación de poder enviar un mensaje a una única persona o varias de esa actualización, además de la ya clásica de compartir con todos nuestros contactos.

Servicio de mensajería. Al más puro estilo Facebook, ahora podremos enviar mensajes a nuestros contactos a través de una pequeña ventana de chat. Además podremos revisar nuestros mensajes en la pestaña Mensajes del menú.

Otras pequeñas cosas que desaparecen: el ranking de nuestro perfil, la burbuja de cuán completo está o la opción de guardar nuestro perfil en PDF.

En este vídeo, elaborado por el propio LinkedIn, se puede ver un resumen de las nuevas funcionalidades comentadas en el artículo.

Dejar una respuesta