Descubriendo la fascinante naturaleza bávara

Con la llegada del otoño y antes de que caigan las primeras nevadas, los habitantes de Múnich aprovechan la cercanía de los Alpes para irse de senderismo. El caminar por las montañas es aquí el deporte más practicado, y no sólo por gente mayor; por la montaña te encuentras a personas de todas las edades.
Además, la buena red de transporte permite llegar a prácticamente cualquier destino con tren y/o bus. Eso sí, en caso de usar el transporte público, es importante mirar bien cómo volver a Múnich o podremos tener una desagradable sorpresa.
Nuestra primera propuesta es una ruta llena de historia: el Nido del Águila (1834m)
[Img #4028]
Más allá de las estupendas vistas que ofrece esta montaña llamada Kehlstein, el Nido del Águila atrae a turistas ya que se trata de un pequeño refugio de Adolf Hitler. Esta pequeña casa fue un regalo del partido nazi al Führer por su 50º cumpleaños, pero éste apenas pudo disfrutarla debido al comienzo de la guerra (y gracias a su poco uso, se salvó de los bombardeos de las tropas aliadas).
Hoy en día se encuentra en el refugio un pequeño restaurante donde se puede tomar una buena cerveza con vistas a uno de los mejores lagos de Baviera: el Königsee.
Para llegar al refugio se puede acceder o bien en autobús o bien subiendo andando. El precio desorbitado del billete (16€) te sube por una serpenteante  carretera de 6,5km construida por los nazis hasta llegar a un asombroso ascensor que salva los últimos 124m. La sala principal está dominada por una chimenea color rojo regalo de Mussolini.
También es posible, evidentemente, subir y bajar andando (mi recomendación). Se sube desde el Parkplatz Obersalzberg dirección Kehlstein. La ruta tiene una duración de unas dos horas y media.
Si además se cuenta con un poco de tiempo, recomendaría un paseo por el Königsee, el lago del rey.
Segunda propuesta: coronar el Rotwand (1884m) 
 
[Img #4029]
Se trata de una ruta ligera para disfrutar de los paisajes, sin estrés ni agobios. La ruta comienza en el precioso lago de Spitzingsee a 1085m de altura. [Para llegar desde Múnich cogemos el tren BOB hasta Fischhausen-Neuhaus donde cogeremos un bus dirección Spitzingsee Kirche y bajaremos en Spitzingsee].
El ascenso dura unas dos horas hasta llegar a Rotwandhaus. Ahí podremos disfrutar de unas excelentes vistas, mientras degustamos una Weiβbier. Una vez hayamos cogido fuerzas tan sólo nos queda subir unos últimos metros (unos 20 minutos) para llegar a la cima. ¡Impresionantes vistas!
Una vez en la cima está la opción de, o bien de nuevo bajar hasta el lago (unas dos horas y media), o bien bajar hasta una telecabina (una media hora) que nos llevará al lago. Cada uno conoce sus limitaciones.
Tercera propuesta: ascenso por el Walchensee (1731m)
 
[Img #4030]
La última propuesta se trata de subir hasta Herzogstand. Esta ruta está acompañada del lago, cuyas vistas se pueden disfrutar durante todo el ascenso. La ruta no requiere ninguna condición física especial, eso sí, calzado adecuado. El ascenso son unas 2 horas y el descenso (de nuevo hay posibilidad de telecabina) son algo menos de dos horas.
Para llegar habrá que coger un tren regional en la estación de trenes de Múnich hasta Kochel y una vez allí un autobús que nos dejará en Walchensee Herzogstandbahn. ¡Muy fácil!
Y por supuesto, en la cima tenemos también un refugio con estupenda comida tradicional bávara. ¡No os perdáis el Kaiserschmarrn!