El Mercado Único Digital necesita la transformación digital de nuestras empresas

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

LogosUEInnova

Una forma de contribuir al desarrollo en Europa de un Mercado Único Digital cohesionado y fuerte es ayudando a la industria, las PYMEs, los investigadores y las autoridades públicas europeas a sacar el máximo partido de las nuevas tecnologías. De hecho, para que una estrategia de comercio electrónico funcione es necesario encuadrarla dentro de una estrategia de transformación digital de la empresa, como analizaremos en próximo encuentro de Innova&acción.

Y así lo ha entendido la Unión Europea.

La Comisión Europea presentó en 2016 un conjunto de medidas para fomentar la transformación digital de las empresas, instituciones y redes de investigación de su ámbito de acción. Tecnologías como la computación en la nube, la ciencia impulsada por los datos o el internet de las cosas están en el punto de mira de la Unión para cohesionar el Mercado Único Digital y aumentar la competitividad de sus empresas. Además los servicios públicos e instituciones también deben satisfacer las necesidades actuales de los ciudadanos siendo más digitales, abiertos y transfronterizos por diseño.

La Unión Europea considera que las empresas europeas de todos los sectores y de todos los tamaños deben aprovechar al máximo las oportunidades que conlleva la digitalización si queremos ser competitivos a escala mundial. Los sectores tradicionales (como la construcción, la agroalimentación, el textil o el acero) y las PYMEs van especialmente a la zaga en su transformación digital. Varios Estados miembros han puesto ya en marcha estrategias para apoyar la digitalización de la industria. Pero hace falta un enfoque global a escala europea para evitar la fragmentación de los mercados y cosechar los beneficios que los avances digitales pueden suponer.

Según estimaciones de estudios recientes, la digitalización de productos y servicios aportará a los ingresos de la industria más de 110 000 millones EUR al año en Europa en los próximos cinco años

Como parte de este enfoque, la Comisión:

  • Contribuirá a la coordinación de las iniciativas nacionales y regionales sobre la digitalización de la industria manteniendo un diálogo permanente con todos los agentes participantes a escala de la UE.
  • Centrará las inversiones en las asociaciones público-privadas de la UE y fomentará activamente el aprovechamiento de las oportunidades que ofrecen el Plan de Inversiones de la UE y los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos.
  • Invertirá 500 millones de euros en una red paneuropea de «centros de innovación digital» (centros de excelencia en tecnología) donde las empresas podrán obtener asesoramiento y poner a prueba las innovaciones digitales.
  • Establecerá proyectos piloto a gran escala para reforzar el internet de las cosas, la fabricación avanzada y las tecnologías en las ciudades y los hogares inteligentes, los coches conectados o los servicios sanitarios móviles.
  • Adoptará una legislación, resistente al paso del tiempo, que respalde la libre circulación de datos y aclare la propiedad de los datos generados por los sensores y los dispositivos inteligentes.
  • Revisará las normas sobre seguridad y responsabilidad de los sistemas autónomos.
  • Presentará una agenda sobre las cualificaciones de la UE que contribuya a dotar a las personas de las competencias necesarias para encontrar empleo en la era digital.

Todas estas medidas de apoyo a la digitalización de la industria supondrán unas inversiones públicas y privadas superiores a 50.000 millones euros en los próximos años.

digital Transformation

Medidas concretas

En el Mercado Único Digital, miles de millones de dispositivos conectados, incluidos teléfonos, ordenadores y sensores, deben comunicarse de manera segura y sin discontinuidades, con independencia de su fabricante, su tecnología o su país de origen. Para ello necesitan un lenguaje común: las normas. Y para acelerar la fijación de estas normas, la UE propone:

  • Centrarse en cinco ámbitos prioritarios: el 5G, la computación en la nube, el internet de las cosas, las tecnologías de datos y la ciberseguridad.
  • Cofinanciación de las pruebas y experimentación de tecnologías para acelerar el establecimiento de normas, inclusive en las asociaciones público-privadas.

Este enfoque más rápido y centrado también acelerará el desarrollo y la asimilación de tecnologías tales como las redes inteligentes, los servicios sanitarios móviles, los vehículos conectados y otros sectores. La UE tiene la intención de respaldar la participación de expertos europeos en las decisiones internacionales de normalización, a fin de garantizar que las ideas europeas contribuyan a las soluciones mundiales.

A nivel de los servicios públicos, la UE ha propuesto el Plan de Acción sobre Administración Electrónica que se centra en:

  • La creación de una pasarela digital única que permita a los usuarios obtener todos los servicios de información, asistencia y resolución de problemas necesarios para trabajar con eficiencia a través de las fronteras.
  • La interconexión de todos los registros mercantiles y registros de insolvencia y su conexión con el portal e-Justicia, que se convertirá en una ventanilla única.
  • La realización de un proyecto piloto con las administraciones que aplicará el principio de “sólo una vez” para las empresas a través de las fronteras. Es decir, que todo el papeleo que deban hacer las empresas con la administración sólo deberán hacerlo en un país, el de origen, independientemente de que también operen en otros Estados miembro.
  • La creación de servicios transfronterizos de sanidad electrónica, como las recetas electrónicas o las historias clínicas de los pacientes.
  • Fomento del uso de la firma electrónica y de la contratación pública electrónica, para agilizar los trámites con la administración.

La Iniciativa Europea de Computación en la Nube

De los 5 ámbitos prioritarios establecidos por la UE, el de la computación en la nube es en uno de los que más se ha trabajado.

La UE ha elaborado un plan para que la ciencia, el mundo empresarial y los servicios públicos puedan sacar partido de la revolución de los macrodatos.

Europa es la mayor productora de datos científicos del mundo, pero la insuficiencia y fragmentación de las infraestructuras impiden que se aproveche plenamente el potencial de esos «macrodatos». La Comisión tiene previsto reforzar e interconectar las actuales infraestructuras de investigación para crear una nueva Nube Europea de la Ciencia Abierta, que ofrecerá a los 1,7 millones de investigadores y los 70 millones de profesionales de la ciencia y la tecnología europeos un entorno virtual para almacenar, compartir y reutilizar sus datos entre las diversas disciplinas y a través de las fronteras. Dicha nube se basará en la Infraestructura Europea de Datos, que desplegará las redes de banda muy ancha, los mecanismos de almacenamiento a gran escala y la capacidad de supercomputación necesarios para poder acceder a grandes conjuntos de datos almacenados en la nube y tratarlos. Estas infraestructuras de categoría mundial permitirán que Europa participe en la carrera mundial por una informática de alto rendimiento de forma conmensurable con su potencial económico y sus conocimientos.

Centrada inicialmente en la comunidad científica —en Europa y entre sus socios mundiales—, la base de usuarios se ampliará con el tiempo al sector público y a la industria. Ofrecer acceso abierto a los datos de la investigación puede contribuir a fomentar la competitividad de Europa, beneficiando a las empresas emergentes, las pymes y la innovación impulsada por los datos, incluidos los sectores de la medicina y la sanidad pública. Puede incluso impulsar nuevas industrias, como demuestra el proyecto Genoma Humano. Las empresas disfrutarán de un acceso fácil y rentable a datos e infraestructuras informáticas de alto nivel, así como a abundante información científica que hará posible la innovación impulsada por los datos. Ello beneficiará en particular a las pymes, que no suelen tener acceso a estos recursos. La industria se beneficiará de la creación de un ecosistema en nube a gran escala, que fortalecerá el desarrollo de nuevas tecnologías europeas tales como chips de bajo consumo para la informática de alto rendimiento. Los servicios públicos disfrutarán de un acceso fiable a poderosos recursos informáticos y de la creación de una plataforma que haga accesibles sus datos y servicios, lo cual puede contribuir a unos servicios públicos más baratos, de mayor calidad y que se interconecten más rápidamente. También los investigadores podrán acceder en línea a gran número de datos creados por los servicios públicos.

* Toda la información contenida en esta página web expresa únicamente la opinión de sus autores y la Comisión Europea no se hace responsable de ningún uso que pudiera hacerse de la información que contienen.
*El proyecto en el que se enmarca la publicación de este informe cuenta con financiación de la Unión Europea

Dejar una respuesta