Fotografía 3D. Fotografía y experimento

Para este encuentro del Club hemos contado como experto con Carlos Gutiérrez de LLUMM STUDIOS, reconocido fotógrafo especializado en fotografía industrial y publicitaria. De su mano, en una sesión práctica y entretenida, hemos aprendido y, lo más importante, experimentado qué es y cómo se hace la fotografía 3D.

[Img #4101]En los últimos años ha ganado protagonismo en las pantallas de nuestro cine el formato 3D. Si bien el formato no es nuevo,  el primer sistema de cine en 3D que se patentó fue en 1890 (William Freese-Greeneel), los últimos avances tecnológicos y los nuevos proyectores digitales han puesto, de nuevo, de moda el 3D.

Aunque existen diferentes técnicas para producir el efecto 3D, todas ellas se basan en la forma en que los ojos humanos generan la sensación de profundidad. Esto es, cada ojo percibe una imagen distinta con una separación focal y las une para formar una sola imagen en la que podemos interpretar la profundidad, qué objetos están más cercanos y cuáles más lejanos.

Para conseguir el efecto 3D en una fotografía tenemos que ser capaces de generar una imagen que superponga dos imágenes diferentes obtenidas con una distancia focal similar a la de nuestros ojos (unos 5 cm), a este tipo de imágenes se las denomina anáglifo, y conseguir que cada ojo vea una única imagen de las dos que hemos superpuesto, la que le corresponde. Esto lo conseguimos mirando la foto con unas gafas de anáglifo. Al mirarla sin gafas solo vemos una imagen movida.

 

[Img #4102]

¿Cómo funciona? La imagen anáglifo está creada con dos colores complementarios (rojo-verde, azul-rojo o ámbar-azul) uno para cada una de las dos fotos que lo componen, asimismo las gafas de anáglifo tienen una lente de cada uno de esos colores y actúan como filtro, permitiendo a cada ojo ver solo la imagen que le corresponde, haciéndole imposible ver la otra. De esta manera nuestra corteza visual interpreta que está viendo el objeto en profundidad.

Y hasta aquí la teoría, todo lo demás en este encuentro del club fue práctica. Carlos convirtió nuestra sala de formación en un improvisado estudio trayendo consigo todo lo necesario para poder hacer una demostración de fotografía 3D in situ y retratando a los propios asistentes. Como materiales necesarios utilizó: Cámara, trípode con desplazamiento lateral en el soporte de la cámara y una herramienta informática que nos ayudará a montar la imagen anáglifo, existen varias, pero en esta ocasión utilizamos el Anaglyph Maker un software freeware creado por el japonés Takashi Sekitani y que podéis descargar y utilizar gratis desde aquí.

[Img #4103]
Una vez dispuestos los materiales iniciamos el trabajo. Carlos nos retrató a todos los asistentes, obteniendo dos fotos casi idénticas de cada uno, pero con una separación focal de 3 o 4 cm, (podemos jugar con la distancia para obtener más efecto, pero podemos terminar por distorsionar demasiado la imagen final), esto lo consiguió, por una parte con nuestra colaboración, estándonos muy quietos y sin movernos entre la primera y la segunda foto y con el desplazamiento horizontal que le permitía el trípode, manteniendo la cámara a la misma altura y distancia del protagonista. Aquí podéis ver un ejemplo de foto izquierda y foto derecha.

 

[Img #4104]
Una vez obtenidas las fotos, las descargó en el ordenador y procedió a montarlas con el software. Es muy sencillo, introducimos la foto de la izquierda y la de la derecha y le damos al botón de MAKE 3D IMAGE y ya está, tenemos nuestro anáglifo. Podemos pasarlo a pantalla completa para observarlo mejor.

 

[Img #4105]
Es importante, si queremos ganar sensación de profundidad en nuestras fotos 3D, que busquemos un fondo con textura, el que nosotros utilizamos en la sesión era excesivamente liso y plano (por no disponer de otro fondo), con lo que el efecto es menor.
Como habéis descubierto, la fotografía 3D no tiene grandes secretos, pero es una fotografía curiosa y entretenida, que combina los conocimientos de la fisiología humana con la fotografía.

Como el propio Carlos Gutiérrez nos reconoció, la fotografía 3D tiene un uso limitado, la necesidad de utilizar unas gafas especiales para apreciarla hace más difícil su divulgación y los encargos profesionales son muy limitados. Por otra parte, y siguiendo con 3D su estudio se ha especializado en la generación de imágenes fotográficas mediante modelado 3D, técnica que está alcanzando una gran desarrollo y aplicación y que concentra una parte importante de su actividad y en la que trabajan profesionales de la fotografía, del diseño industrial y de la arquitectura, principalmente. Nos mostró algunos de los trabajos de su estudio y nos retó a identificar cuáles eran reales y cuales virtuales, os atrevéis:

[Img #4106]

[Img #4107]

[Img #4108]

[Img #4110]

[Img #4109]

 

Os esperamos en el próximo Club de fotografía dedicado a la fotografía periodística el día 27 de noviembre.