Fotografía con Drones. La imagen elevada al cubo.

Sin percibirlos y muchas veces sin haber visto uno (profesional) de cerca, los drones cada vez cobran más relevancia en nuestra vida. Los vemos en las noticias, como protagonistas inanimados en infinidad de conflictos armados y la ciencia ficción de algunas películas nos visita a través de la app de turno en la que leemos noticias como que Amazon experimenta para hacer entregas a domicilio utilizando esta tecnología.

Desde el Club de Fotografía de Antiguos Alumnos UPV no podíamos dejar pasar la oportunidad de realizar un encuentro sobre la utilización de esta tecnología aplicada a la fotografía y la edición de video, menos teniendo una de las principales empresas del sector a la vuelta de la esquina: Drone Spain, y de la mano de su fundador, Jaime Guillot, nos introdujimos en el mundo de los drones.

Es importante entender que este tipo de fotografía y video es posible gracias a una suma de tecnologías. GPS o 4k son algunas de las siglas que las representan o definen. El posicionamiento GPS posibilita y facilita programar el vuelo y las maniobras que el Drone realizará, además de algo tan práctico como que regrese junto a la estación de control cuando su batería entra en “reserva”. Teniendo en cuenta que un drone para uso profesional tiene un coste que parte de los 1.000 y pico para el modelo Phantom, pasando por los 3.000 y pico para el Inspire o los cerca de 30.000 de un octocoptero (capaz de cargar con una cámara de cine) no conviene perderlos. Por otra parte, la tecnología de alta definición así como la reducción en tamaño y peso de los equipos necesarios, la cámara en sí, permite que se instale y pueda transportarse en este tipo de vehículos y, además, que las imágenes sean realmente interesantes y aprovechables.

dronesSegún nos comenta Jaime, el desarrollo de Drone Spain está ligado a la rápida evolución y expansión del sector “drone”. Estar desde los inicios en este negocio les ha permitido crecer con el sector y adaptarse a nuevas necesidades y condicionantes, actualmente cuentan con 16 empleados repartidos entre sus sedes de Valencia, Madrid y Avilés y son una de las 3 empresas más importantes en esta actividad en España, habiendo realizado trabajos profesionales en una veintena de países. Este carácter internacional de los proyectos hace que tengan que adaptarse a las normativas particulares de cada país. Precisamente la normativa fue uno de los temas candentes de este encuentro del club. Aunque es una normativa de transición y seguramente en 2016 quedará finalmente regulado el sector, dicha normativa es necesaria. Como nos hizo reflexionar el ponente, los aviones comerciales utilizan una tecnología que lleva en el mercado bastantes años y está ampliamente probada y contrastada. Por el contrario el desarrollo de los drones viene de los últimos tres años, hablamos en muchas ocasiones de tecnología punta y, sencillamente, no es tan robusta. Por ponernos en lo peor, un aparato de varios kilos (hasta 25Kg) se para en pleno vuelo y cae en una zona poblada (sobre alguien, sobre un coche, un autobús, en mitad de una autovía, en el patio de un colegio…). Aunque pueda resultar muy atractivo y divertido, un drone no es un jugete y volarlo no es un juego, si no que le pregunten a Enrique Iglesias, que se atrevió a jugar con uno.

Siguiendo con la normativa, si queremos trabajar con drones hemos de cumplir una serie de pasos/requisitos:

  • Ser piloto de drones. Es necesario obtener una licencia de piloto y para ello hay que realizar una formación teórica y una formación práctica, aprobar el examen y obtener un certificado de salud especial, como cuando renovamos el carnet de conducir (coches) pero más exigente.
  • Trabajar para o ser operador de drones. No basta con tener la licencia de piloto, hay que ser o trabajar para un operador de drones. Para ello nuestra empresa debe realizar una serie de trámites para obtener la autorización de operador de drones.
  • Comprar un drone.

El coste de todo lo anterior ronda los 3.000 euros si buscamos las opciones más baratas y un drone asequible, pero profesional. En cualquier caso, para los que quieran saber qué se puede hacer hoy en día en España con un drone se puede consultar la página de FAQs del Ministerio de Fomento.

En lo que respecta a lo que hace Drone Spain, cuenta actualmente con 3 líneas de negocio:

  • Los servicios con drones, con trabajos de los que hablaremos más abajo en
    • Industria
    • Agricultura
    • Seguridad
    • Audiovisual
  • La internacionalización de servicios. Por ejemplo, están finalizando el proceso de internacionalización del servicio de drones para el cuerpo de Bomberos de Valencia, que se convertirán en el primer cuerpo de bomberos en utilizar la tecnología drone en sus intervenciones. Internacionalizar el servicio supone que ellos les forman y ayudan en la obtención de las licencias de pilotos y operador, realizando el mantenimiento oportuno, pero no es Drone Spain quien realiza las actuaciones con drones, sino los propios bomberos.
  • Plataforma intermediaria. Que permite poner en contacto a clientes, pilotos y operadores.

Industria. Los drones permiten realizar, por ejemplo, inspecciones de instalaciones de difícil acceso: parques eólicos, chimeneas industriales, visualizar paneles solares defectuosos en una gran instalación gracias a cámaras de infrarrojos…

drones2Agricultura. Trabajos con cámara multiespectral que permite medir el estrés hídrico, el control de plagas, la eficiencia del uso de fitosanitarios y abonos…

drones3

Seguridad. Utilizándose para el control de espacios y presencia. Para esta actividad suelen utilizarse drones de ala fija en lugar de quadcopters, que tienen una autonomía superior, pues la autonomía normal de un drone convencional suele ser de 20 minutos, en el caso de los de ala fija se sobrepasan las 2 horas de vuelo. Se utilizan cámaras especiales y software adaptado, que permite la detección de movimiento…

drones4

Audiovisual. Para el sector audiovisual y sobre todo la publicidad los drones suponen adquirir un nuevo punto de vista, con tomas que antes no era posible realizar o tenían un coste prohibitivo por requerir de un helicóptero. Para este tipo de trabajos, a la propia estabilidad que aporta el drone, se le suman estabilizadores que consiguen planos realmente estables, sin saltos ni vibraciones y calidades de imagen espectaculares:

Además de estas actividades en las que la fotografía y el video con drone aportan un valor esencial, la empresa también trabaja proyectos especiales a través de su área de I+D, en la que desarrolla prototipos para determinados trabajos en los que la guía con GPS no es posible, como interiores de chimeneas industriales para lo que se ha desarrollado un drone guiado por láser o la creación de antenas interiores que generan un “GPS” interior para controlar el drone.

Para aquellos que no pudieron asistir y están interesados en este encuentro, está disponible en la Know Box la presentación utilizada por Jaime

Dejar una respuesta