Herramientas para controlar tu reputación online

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

La identidad digital puede ser definida como el conjunto de la información sobre un individuo o una organización que se puede encontrar en Internet (datos personales, imágenes, registros, noticias, comentarios, etc.) y que conforma una descripción de dicha persona o entidad en el plano digital.

Por otro lado, la reputación online es la opinión o consideración social que otros usuarios tienen de la vivencia online de una persona o de una organización.

Cabe destacar que la reputación es una construcción social, un producto creado y acumulado de forma colectiva y que de manera inevitable tiene efectos positivos o negativos para personas y organizaciones al tener una connotación pública. Además, queda patente que al tratarse de una construcción hecha a raíz de las percepciones y opiniones de terceros, nuestra reputación o la de nuestra empresa no está bajo nuestro control. Al menos no totalmente. Lo que sí que podemos controlar es qué hechos o rasgos de nuestra personalidad o actividad imagen online.

Por tanto, identidad digital y reputación online son dos conceptos estrechamente relacionados. La identidad es lo que yo soy, o pretendo ser, o creo que soy. La reputación, mientras, es la opinión que otros tienen de mí.

 

[Img #4437]
¿Pero cómo podemos saber la imagen que proyectamos en la red y qué opiniones suscita nuestra actividad? A continuación reunimos algunas herramientas muy útiles para este cometido.

  • Alertas y Me On the Web de Google. Es la evolución de “googlearte” o buscar tu nombre o el de tu empresa en este popular buscador. Puedes configurar la cuenta para recibir alertas en tu correo cuando alguien te cite en un blog, en una página web, también si se publican vídeos sobre ti o apareces citado en un foro. Este servicio de Google también puede darnos el chivatazo cuando se publican datos personales como nuestra dirección, teléfono o correo electrónico. Además si encuentras información que te perjudica, puedes solicitar a Google que borre tus datos del buscador, aunque no de la página donde aparezca. Cabe destacar, que además de crear alertas con tu nombre o el de tu empresa también puedes crearlas con todas las palabras clave que quieras para estar al día de lo que se publica en la red sobre un determinado tema.
  • Klout. Es una de las herramientas más populares a la hora de medir la reputación online. Su algoritmo puntúa del 1 al 100 la influencia de un usuario en las redes sociales. Para ello rastrea cuantos likes tienen sus actualizaciones de Facebook o si éstas son compartidas, si sus tuits se retuitean o son marcados como favoritos, si sus vídeos de Youtube se comentan, etc. Cabe destacar que la puntuación en Kloud aumenta exponencialmente, es decir, es fácil pasar de un 10 a un 20, pero es bastante más difícil subir a 50. La media está entorno 40 puntos.
  • Kred. Similar a la anterior. También tiene un algoritmo que mide la influencia de los usuarios en la red aunque en este caso se basa solo en dos redes sociales: Facebook y Twitter. Además de la influencia mide la “generosidad” de los usuarios, es decir, cómo interactúa con los contenidos de otros. Además su algoritmo es mucho más transparente que el de Klout ya que exponen claramente qué indicadores miden y cuántos puntos otorgan cada uno de ellos.

Si no sabes por cuál decantarte, en este artículo se explica muy bien las diferencias entre ambas.

  • PeerIndex. Esta herramienta es especialmente útil si lo que quieres es identificar cuáles de tus seguidores son líderes de opinión y qué tipo de contenidos comparten. De esta forma podrás orientar tus publicaciones hacia tus seguidores más reputados. Ofrece además estadísticas del alcance de tus actualizaciones y permite ordenar de forma jerárquica cuáles son tus mejores seguidores.
  • Social Mention. Es una aplicación web gratuita que sirve para contabilizar cuántas veces han mencionado una marca, quiénes y dónde. Muestra los blogs, microblogs y redes sociales. Mide aspectos que se vinculan con las emociones y posee filtros segmentados de acuerdo a las necesidades de cada marca.

Existen muchas otras, unas gratuitas y otras de pago, incluso algunas especializadas en distintas tipologías de empresa, sobre todo relacionados con el turismo: los hoteles  y restaurantes.