“La adaptabilidad de una empresa la determinan su estrategia y su estructura”

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

VicenteGarcesComo afirmaba Heráclito, el cambio es una constante del universo. Todo se transforma en un proceso de continuo nacimiento y destrucción del que no se escapa nada, las organizaciones tampoco.

En el encuentro de junio del Club de Desarrollo personal y liderazgo, hemos contado con Vicente Garcés Director de vega for change quién, apoyándose en los conceptos clásicos de estrategia y gestión empresarial nos presentó un modelo ordenado, secuencial, sólido y útil para liderar y gestionar el cambio en nuestras organizaciones.

La adaptación de una empresa a los cambios vendrá determinada por la estructura y la estrategia, parámetros que deberemos manejar y ponerlos en relación con el entorno. Ambos, estrategia y estructura son interdependientes y suponen un dilema clásico (Qué fue antes ¿El huevo o la gallina?), pues la estructura será determinante para la estrategia y la estrategia determinará la estructura, la coherencia entre ambas será clave para la adaptación al entorno.

En cuanto a la estructura, una organización se adaptará más fácilmente en la medida en que sea más flexible y plana, en la que la toma de decisiones se agiliza permitiendo reaccionar más rápido a las demandas. De la misma manera, si este empoderamiento conlleva la participación de las personas en la definición de la estrategia activando mecanismos de co-creación, la adaptabilidad será mayor.

El eje horizontal

Lejos de los planteamientos metafísicos iniciales Vicente fue capaz de aterrizarnos a lo largo de la sesión tanto los conceptos fundamentales de la estrategia empresarial (misión, visión y valores, que no por manidos dejan de ser esenciales) como las herramientas que nos permitirán completar el análisis (A), el diseño ([D]) y la implantación (management M). Estos tres elementos conforman el eje horizontal del modelo y seguirán una secuencia A – D – M.

El eje vertical

El punto de partida de la estrategia debe ser el triángulo superior del modelo, que representa la visión, misión y valores, que pondrán foco y marcarán la dirección. Pero esto no es suficiente, pues queda muy lejos del día a día de las personas, quienes están debajo en este diseño, no porque sean el último de los elementos, sino porque son el elemento clave que sustenta y da sentido al resto de elementos del modelo. A través de mecanismos de cocreacion las personas participarán en el diseño (D) del mapa estratégico, de manera que estaremos conectando la estrategia con el trabajo diario.

Modelo

Como se aprecia en el modelo, las personas no participan solo en el diseño del mapa estratégico, sino que participan antes en el diagnóstico y posteriormente en la gestión.

Nos encontramos con un entorno que es cada vez más rápido, más instantáneo, ahora el pez rápido es el que se come al pez lento, por grande que sea. En este sentido y para favorecer el cambio con agilidad, se hace imprescindible para las organizaciones que sus directivos cuenten con tres competencias básicas:

  • Toma de decisiones: Si achatamos la estructura organizativa acercando la toma de decisiones a la operatividad la empresa se torna mucho más ágil en las respuestas.
  • Trabajo en equipo: acortar los tiempos de nuestros procesos generadores de valor, en toda la cadena de valor, no es algo que competa a un departamento o área concreta. Implica un trabajo transversal y de equipo.
  • Implicar a los colaboradores: para ello será esencial la cocreación, hacer partícipes a las personas es la mejor forma de implicarlas y comprometerlas en el cambio.

Aterrizando en la implementación de su modelo de gestión del cambio, Vicente hizo un repaso de las principales herramientas a utilizar en cada una de las etapas de Análisis, Diseño y Management. Pueden consultarse en detalle en la documentación del encuentro en la Know Box.

Al finalizar la sesión repasamos algunos aspectos a modo de conclusión, como la necesidad de tener en cuenta la ya mencionada cocreación como herramienta para la implicación y la transparencia del proceso de cambio, que nos ayudará a superar la resistencia. Esta última, la resistencia al cambio debemos entenderla como una fuerza necesaria. En palabras del ponente, de la misma manera que la resistencia de las velas contra el viento generan el impulso necesario para que el barco avance, la resistencia al cambio impulsará nuestra gestión.

En esta entrevista, Vicente profundiza sobre algunos de los aspectos vistos durante la charla.

Dejar una respuesta