“La cocina es fantasía, te tiene que salir del corazón”

Con estas palabras Marianna, junto a Daniel y Roberta, nos dieron la bienvenida en la acogedora Osteria Romeo Giulietta dónde tuvo lugar nuestro primer Cooking Club del año y en el que aprendimos a preparar uno de los platos más extendidos y populares de todo el mundo y que los italianos preparan con maestría: la pasta fresca.

[Img #4299]Datos clave del sector de la pasta italiana a nivel mundial
Según  las estadísticas de la Organización Internacional de la Pasta, sólo en Italia se producen más 3 millones de toneladas, seguida de EEUU con 2 millones y Brasil con 1,3 millones. En España se producen algo más de 200 mil toneladas.

Según la Asociación de las Industrias del Dulce y de la Pasta italianas :

  • Italia vendió al extranjero en 2013 un total de 1.900.000 toneladas de pasta.
  • En 2013, los países que más pasta italiana importaron fueron Venezuela con un aumento del 153,7 %, China, con un 41,7 %, y Ucrania, donde se registró un incremento del 37,7 %.
  • No obstante, Alemania es el país que más pasta italiana consume, seguido de Francia, Reino Unido, Estados Unidos, Japón y Rusia.
  • Según un reciente estudio hay alrededor de 200 formas de pasta en el mercado italiano.

¿Y es que a quién no le gusta la pasta? Los niños disfrutan con unos simples y ricos spaghetti con il pomodoro y los mayores con cualquiera de las infinitas posibilidades de salsas y tipos de pasta acompañada de carne, pescado, verduras… Como descubrimos, hacerla en casa requiere mucho menos tiempo del que podemos imaginar y si preparamos una buena cantidad es posible congelarla para tenerla, de este modo, siempre lista para cocinar.

Tras una breve introducción, nos invitaron a pasar a la cocina del restaurante y por grupos fuimos elaborando la masa de la pasta con estos sencillos ingredientes: 1 huevo, harina (mejor escoger harina italiana), unas gotitas de aceita de oliva y en caso de que la pasta quede un poco seca, unas gotitas de agua.

[Img #4297]

El intríngulis de la elaboración de la masa está en los movimientos que se deben hacer cuando la trabajamos. Debemos estirar la masa con la palma de la mano y luego doblarla hacia nosotros de manera sucesiva hasta conseguir una masa firme y homogénea.

[Img #4296]

Una vez la pasta hecha y habiendo reposado 15 minutos, preferiblemente 30 min, matterello en ristre, siempre de madera, nada de rodillos de plástico o aluminio, nos dispusimos a extender la pasta. Como nos aconsejó Marianna, siempre que se pueda lo mejor es trabajarla sobre una superficie de madera. Esta parte de la elaboración es bastante difícil de conseguir a mano, así que tras 5 minutos trabajando la masa, uno por uno fuimos pasándola por la máquina de pasta eléctrica. Mira el vídeo para ver el resultado, ¡espectacularmente finita!

En la fase final del taller, nos dedicamos a cortar la pasta para dejar listos nuestros tagliattelle, fettuccine o  spaghetti dependiendo del grosor que cada uno le quiso dar. Además, preparamos los tortelli y ravioli rellenos de ricota, espinacas y parmesano.

[Img #4301]

Como algunos no queríamos dejar pasar más tiempo para probar nuestra propia pasta fresca, Marianna  nos aconsejó cocinarla simplemente con mantequilla y salvia; esta última quizás no es muy popular en la cocina española, pero los italianos la utilizan mucho en la suya. Buon appetito! Podéis encontrar la receta en la Know Box.

Agradecer a Romeo Giulietta, un restaurante de reciente apertura en el corazón de Valencia donde disfrutar de la auténtica gastronomía italiana, por el agradable y ameno Cooking Club que nos encantó a todos. Grazie mille!