“La fotografía para mi es una liberación, una forma de desestresarme”

Jacobo Rangel es uno de los miembros más activos del Club de Fotografía de la Asociación y un auténtico apasionado de este arte. En esta entrevista, con motivo de su primera exposición fotográfica en Valencia, nos cuenta cómo entiende y vive la fotografía así como los equilibrios que tiene que hacer para compaginarla con su empresa de proyectos y obras arquitectónicas.

JacoboEntrevista¿Cómo surge tu afición a la fotografía?

Mi afición viene ya de la era analógica, de cuando había carretes. Aunque luego estuve unos años sin practicar fotografía y ya me reenganché con la fotografía digital. Entonces me di cuenta de que tenía muchas cosas que aprender, que en la fotografía digital la postproducción es muy importante y que las reglas del juego habían cambiado. Y empecé a formarme y a practicar, y a dedicarle horas.

¿Qué te aporta este hobbie?

Para mí es una liberación. Soy autónomo y tengo mi propia empresa por lo que mi nivel de estrés es alto. Realmente la fotografía es una excusa para dedicarme tiempo a mí mismo. Todos tenemos obligaciones laborales, familiares, etc. pero es importante tener un espacio propio. La fotografía me hace feliz y me hace disfrutar de mi tiempo.

¿Has aprendido alguna cosa de la fotografía que te haya sido útil en tu vida personal o profesional?

Desde siempre he utilizado la fotografía en mi trabajo. En mis proyectos de arquitectura siempre he hecho fotos del antes y del después de la obra. Al principio lo hacía por dejar constancia del trabajo realizado y para poder revisarlo si surgía algún problema, pero ahora lo hago porque creo que aporta valor añadido al proyecto. Hay clientes que me piden las fotos para sus páginas web y cuando les entrego el reportaje del trabajo realizado lo agradecen. Además trato de hacer reportajes de calidad, con su iluminación, su enfoque, etc.

A lo largo de estos años, me he dedicado a muchas cosas. He trabajado en constructoras y promotoras, he hecho control de calidad y ahora lo que más hago es rehabilitación de viviendas y reformas. Y la verdad es que ver cómo un local sin alma en el que no hay nada se convierte en un espacio útil es algo muy bonito. La fotografía te permite ver el antes y el después. Cuando uno es capaz de mirar hacia detrás valora más lo que tiene por delante.

Y a nivel personal lo que más me ha aportado la fotografía es satisfacción. Que alguien te diga que le gusta lo que haces es muy gratificante.

¿Cómo compaginas esta afición con tu profesión?

La fotografía es una afición que requiere de tiempo. Y con el trabajo, la familia, etc. es complicado. Pero es cuestión de organizarse. Yo lo que trato es de aprovechar las horas muertas. Por ejemplo, después de cenar, en lugar de ver la tele, me dedico a mirar cosas de fotografía, a retocar mis fotos o a hacer algún curso. Y luego intento escaparme alguna tarde o algún fin de semana para hacer fotos. Con el tiempo he aprendido a aprovechar más el tiempo que le dedico a la fotografía. A lo mejor no le dedico tantas horas como antes, pero las disfruto y las exprimo más. Ahora ya no voy por ahí disparando fotos sino que lo pienso todo mucho más y realmente solo me paro a captar aquellas imágenes que realmente quiero conseguir. Antes en una salida sacaba muchas fotos, ahora puede que haga solo dos o tres.

Exposición Fotográfica

Paisaje Arquitectónico Urbano de Jacobo Rangel Spínola

Del 30 de Octubre al 27 de Noviembre de 2015

Horario: De lunes a jueves de 8:30 a 13:30h y Viernes de 8.30 a 13:30 y de 17 a 19.30h

Calle Colón nº  42

 

¿Qué nos encontraremos si visitamos tu exposición Paisaje Arquitectónico Urbano?

Con esta exposición he pretendido, sobre todo, dar a conocer mi trabajo fotográfico a mi entorno. Muchos amigos, familiares, conocidos, compañeros, otros fotógrafos, etc. habían visto fotos mías sueltas pero no sabían realmente lo que hacía. Y me decían, ¿por qué no haces una exposición? Así que me decidí a hacerla.

Lo más difícil ha sido escoger las fotos a incluir. Hago muchos tipos de fotografía y no me gustaría que me encasillaran. Con mis fotos lo que busco es captar algo que me ha gustado o me ha llamado la atención y compartirlo. Y ese algo puede ser una flor, un rostro, un paisaje, una fachada o una simetría. Sin embargo una exposición no puede ser un popurrí de fotos sin orden ni criterio. Por eso he escogido series de fotografías cortas en la que he tratado de mostrar distintas técnicas que he ido aprendiendo y practicando en los últimos años (en la exposición hay fotos realizadas entre 2009 y 2015) como el HDR, el paint lighting o la fotografía hiperfocal.

En definitiva, en la exposición sobre todo hay fotografías de paisaje urbano con bastantes toques de arquitectura puesto que para mí es muy difícil desprenderme de esa faceta.

IMG_8817_w

¿Ha sido esta tu primera exposición?

Digamos que está es mi primera exposición en serio. Y, que este verano hice una “prueba”. Hace más de 20 años que veraneo en un pueblo del interior de Castellón llamado Gaibiel, al lado de Segorbe y Navajas. Es un pueblo en el que en verano se concentran muchos artistas, sobre todo, pintores, pero también gente que hace cosas increíbles con telares, por ejemplo.

Cuando estoy allí hago mucho senderismo, practico fotografía, etc. y, digamos que no hago mucha vida en la plaza del pueblo. Así que muchos de mis vecinos me habían visto con la cámara a cuestas o les había mostrado alguna foto pero no sabían muy bien el tipo de fotografía que hacía. Algunos de ellos llevaban tiempo diciéndome que porqué no hacía una exposición. Incluso algunos de los pintores que van al pueblo en verano, me habían pedido algunas fotos para hacer con ellas acuarelas. Así que pensé que podía ser bonito hacer una mezcla de fotografía y cuadros y lo hicimos.

Fue toda una experiencia y la verdad es que aprendí mucho. Me di cuenta de que tengo carencias a la hora de comunicar lo que hago. Y también de que tengo que facilitar a la gente que viene a las exposiciones que pueda contactar conmigo o seguirme. No tengo una página web donde puedan ver mi trabajo (ya estoy en ello) y ni siquiera había impreso unas tarjetas. Tampoco tengo un catálogo ni nada por el estilo. Son cosas que he tratado de ir puliendo.

IMG_8877_w¿Qué repercusión está teniendo la exposición? ¿Cómo estás viviendo la experiencia?

Sinceramente está teniendo más repercusión de la que imaginaba, a través de Facebook, del colegio, a través de la Asociación… y la gente que viene me da muy buen feedback.

El primer día se vendieron un 25% de las obras expuestas. Para mí el hecho de que haya gente que quiera tener una obra mía en su casa es muy gratificante, sobre todo si esas personas también se dedican a la fotografía, como ha habido algunos casos.

Espero que no sea mi última exposición. Lleva mucho trabajo, pero para mí es una gran satisfacción. Aquí en España cuando uno hace bien su trabajo no suele recibir muchas alabanzas, es lo que se espera. Pensamos que uno tiene que hacer bien su trabajo y que eso no es de agradecer, sin embargo, cuando uno mete la pata sí que nos gusta criticar y meter el dedo en la llaga. Tengo clientes de otras nacionalidades que son mucho más agradecidos en ese sentido. Es cierto que en mi trabajo, el reconocimiento lo obtengo cuando un cliente vuelve a confiar en mí para un proyecto; pero digamos que a veces echo en falta las palabras de ánimo y de reconocimiento que si que consigo con mi faceta fotográfica.

De lo que más estoy disfrutando de la exposición, es cuando los viernes por la tarde, estoy yo y puedo hablar con los visitantes y explicar todo el trabajo que hay detrás de cada foto. Me gusta ver la reacción de la gente. Aún no he llegado al nivel en el que mis fotos hablen por sí solas y cuenten su propia historia.

¿En quién te inspiras? ¿O quiénes son tus referentes en el mundo de la fotografía?

Creo que es importante conocer el trabajo de otros fotógrafos. No para imitarlos sino para impregnarse de su obra. Cuando eliges un encuadre para una foto, es probable que lo elijas porque lo has visto previamente en otra fotografía y te ha impactado.

Admiro el trabajo de muchos fotógrafos. Por ejemplo, la fotografía nocturna de Mario Rubio o la fotografía arquitectónica de Javier Azurmendi o Candida Höfer. También sigo a Lucie Debelkova (fotografía de paisaje), Dave Hills (cuyos acabados son espectaculares), Morgan Norman (retratos)…

Además ahora, gracias a Internet y a las nuevas tecnologías, puedes conocer la obra de fotógrafos de todos los rincones del mundo. Hoy en día, la cultura, el arte, los conocimientos son mucho más accesibles. Gracias también a que hay más profesionales dispuestos a compartir su trabajo. Para que un conocimiento se difunda solo hacen falta dos cosas: alguien con ganas de aprender y alguien dispuesto a enseñar.

_DSC8394_w

¿Qué rincones de nuestra ciudad recomiendas? ¿Y por qué?

Fotógrafos de otros rincones de España siempre me dicen que en Valencia tenemos mucha suerte. Tenemos una climatología y la luz fantásticas y además, sin salir de la ciudad, podemos practicar distintos tipos de fotografía. Tenemos paisajes bucólicos como los de la Albufera, edificios singulares como los de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, un centro histórico precioso, etc. Y la verdad es que tienen razón. El problema es que tendemos a no valorar lo que tenemos cerca. En la exposición precisamente he incluido una serie en la que hay dos fotografías tomadas en el centro de Valencia y otra tomada en una ciudad italiana. El objetivo es mostrar que aquí también tenemos esos rincones, esas callejuelas, ese sabor vintage… que tanto nos atrae cuando viajamos al extranjero.

Desde aquí me gustaría animar a la gente a que un día, con calma, se den un paseo por la ciudad y que se fijen en los detalles, en los rincones y descubrirán muchas cosas.

 

¿Has pensado alguna vez en dedicarte a la fotografía de forma profesional?

Nunca me lo he planteado, primero porque considero que no estoy capacitado para ello. Pero, la verdad, es que me van surgiendo proyectos y oportunidades. Por ejemplo, el año pasado, unos amigos me pidieron que le hiciera una sesión de fotos a su bebé de 8 meses. Era la primera vez que hacía retrato y fue todo un reto. A un bebé no puedes pedirle lo que quieres, hay que ser muy rápido porque en ellos todo es espontáneo, además su piel tiene un tono muy especial por lo que hay que cuidar mucho la luz, etc. Sin embargo, el resultado fue muy bueno. Y la experiencia fue fantástica, disfrute y aprendí mucho. Ni siquiera sabía qué cobrarles a los padres. Para mí eran ellos los que me habían hecho un regalo, me habían hecho partícipe de ese momento.

Y, ahora, dos parejas me han pedido que les haga una sesión de fotografía de embarazo. Una de las parejas, llevaba años intentando ser padres, y finalmente lo han conseguido. Imagínate lo que es para mí poder inmortalizar ese momento y regalarles a ellos ese recuerdo tan feliz.

También me han llamado para cubrir algunos eventos, etc. De momento, puedo compaginarlo con mi trabajo y espero poder seguir así porque creo que me aporta equilibrio y me quita el estrés.

Eres un miembro muy activo del Club de Fotografía de la Asociación, ¿qué opinas y qué te aporta este club?

Creo que es un regalo. Que haya profesionales que estén dispuestos a compartir sus conocimientos y su experiencia contigo, y que la Asociación, lo facilite, es algo de agradecer.

Dejar una respuesta