¡Que la fortaleza emocional nos acompañe!

Compartir: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+

En el encuentro de abril del Club de Desarrollo personal y liderazgo, tuvimos el placer de contar con Tomás Navarro, la primera persona que analiza define y desarrolla el concepto de fortaleza emocional. Tomás Navarro, es un psicólogo enamorado de las personas, empeñado en sacar la psicología de las consultas y ponerla al servicio de la humanidad para ayudarla a ser más feliz.

Objetivo cumplido. Durante las dos horas de sesión, de forma amena y divertida, contribuyó a  que los participantes se acercaran a la mejor manera de actuar y pensar  para adaptarse a los cambios  y a las situaciones que no se eligen, y que suelen suponer un obstáculo para conseguir el equilibrio y la felicidad.  Trabajar nuestra fortaleza emocional tendrá un alto impacto tanto a nivel personal, social, como emocional.

Navarro,  escritor del libro “Fotaleza emocional” y creador del concepto,  lo define como un facilitador y un protector de la felicidad que permite reunir las condiciones necesarias para ser feliz y vivir de la forma deseada. “Es un facilitador porque nos ayuda a reunir las condiciones necesarias y a dibujar un escenario propicio para ser felices, estar satisfechos con la vida y disfrutar del bienestar emocional. Y es un protector porque la vida es cambio e inestabilidad, y la fortaleza emocional nos permite adaptarnos adecuadamente a los diferentes escenarios que nos tiene preparados el destino”, asegura Navarro.

¿Cómo podemos comenzar a trabajar?

En primer lugar será necesario afrontar lo que nos trae la vida con entereza y enriquecernos de todas las experiencias. Para ello, cuando nos ocurre algo lo primero que debemos hacer es valorar. Al respecto, Lazarus, uno de los psicólogos más influyentes de nuestro tiempo, descubrió el mecanismo que utilizamos para valorar lo que nos ocurre. Dependiendo de nuestras valoraciones percibiremos algo como amenaza o no. Navarro nos propuso tres consideraciones a la hora de valorar .

  1. ¿ Es una amenaza?
  2. ¿Puedo hacerle frente?
  3. ¿Qué se supone que tendría qué hacer?

En definitiva, si tenemos valor podremos afrontar cualquier situación en nuestro viaje vital,  pero para ello es necesario revisar nuestra maleta y llenarla de los recursos necesarios para actuar ante la adversidad.  En la Know Box podrás encontrar la presentación completa en la accederás a todas esas fortalezas que debemos incorporar a nuestra vida, nunca es tarde, estamos a tiempo de aprender y también de educar a nuestros hijos en estas habilidades. La fortaleza mental es algo que puede ser aprendido y cultivado, forjado a través de la práctica día a día. Ser fuerte por dentro es lo que permite llegar al éxito, enfrentarse a los peores temores y superarlos y afrontar los problemas para seguir adelante en camino.

Decía Marco Aurelio que  “La sabiduría es el arte de aceptar aquello que no puede ser cambiado, de cambiar aquello que puede ser cambiado y, sobre todo, de conocer la diferencia” bajo esta premisa Navarro nos propone un plan de acción basado en tres fases

  1. Tomar distancia de la realidad para ganar perspectiva, analizar y pensar de forma
  2. Analizar y pensar de forma constructiva lo que ha ocurrido y por qué.
  3. Actuar y ser los promotores del cambio que queremos imprimir a nuestra vida.

La sabiduría es el arte de aceptar aquello que no puede ser cambiado, de cambiar aquello que puede ser cambiado y, sobre todo, de conocer la diferencia

Dejar una respuesta