¿Sabes emplatar? La elegancia y sencillez son tus aliadas

[Img #4477]El pasado jueves 16 de abril, el Cooking Club nos fuimos con nuestro delantal, la tabla, y nuestros cuchillos al Bobal Resto-Bar para enfrentamos, tales aspirantes a ganadores de Masterchef, a la evaluación de emplatado por parte del Chef, Francisco Vidal. Y es que en el Cooking Club tocamos todos los palos y en esta ocasión, quisimos hacer honor a la frase “comer con los ojos”, bueno si me permitís, unos con más acierto que otros (guiño, guiño).

Carmen, la jefa sala y Paco que regentan el nuevo local de éxito en Cánovas, bajo la premisa “amor por el producto” y “el valor de lo siempre, reinventado”, nos recibieron entre servicio y servicio, para darnos una clase magistral sobre cómo presentar los platos de forma atractiva, equilibrada y sugerente; vamos que tengan una pinta de morirse.

Partiendo de la base de una buena materia prima, productos frescos, locales y de temporada, Paco nos confesó algunos de sus truquillos de chef experimentado con una carrera consolidada, “a mí lo que me gusta es poner en valor el producto”. Para sus recetas y emplatados le gusta jugar con diferentes texturas, sabores y colores. Atentos al truquito, por ejemplo para ensaladas, una opción que nunca le falla es la combinación de tres sabores bien equilibrados: cítrico, dulce y amargo.

La sencillez y elegancia priman en la presentación de los platos del Bobal Resto-Bar y ese concepto nos quiso transmitir el jefe de cocina cuando preparó sus tres presentaciones modelo, con unos nombres de 3 líneas para presentar, al fin y a cabo, un huevo duro con alcachofa. Y es que las formas tienen mucho peso. Lo sugerente vende y si no mira: “tartar de quesos sobre tierra de yema y taglitelli de espárrago triguero” o “alcachofa confitada sobre cama de huevo desestructurado y verduritas del huerto”. Así mola, solo por el nombre te lo pides.

Después de la demostración, fue nuestro turno para demostrar si habíamos asimilado los conceptos. Os pongo en situación. Cada uno de nosotros teníamos preparado en un plato: un espárrago verde escalfado, alcachofa confitada, queso fresco, queso de cabra, medio huevo duro, mayonesa y compota de berenjena. No, no os creáis que nos volvimos locos, esta selección respondía a la pregunta que hicimos previamente a los participantes sobre los productos que suelen tener en la nevera. Tened en cuenta que en esta sesión la protagonista era la estética.

[Img #4481]
[Img #4480]
Cada uno dejó volar su imaginación y creamos desde presentaciones minimal con una isla desierta, hasta más siniestras con la mano de Freddie Krugger, pasando por una reinvención de los huevos rellenos. Se vivieron momentos muy graciosos y divertidos.

[Img #4478]Hasta que llegó la hora de la verdad. Paco fue valorando cada uno de los platos según su criterio, resaltando tanto los puntos fuertes como los puntos a mejorar. Para terminar la sesión, hicimos una votación de los mejores platos y dimos por ganador el plato de Inma Escrivà que se llevó como premio una botella de vino de uva Bobal, una variedad de uva tinta autóctona de Valencia.

Una tarde estupenda la que nos brindaron en el Bobal Resto-Bar y a partir de la cual nuestros platos nunca serán los mismos. Me atrevería a decir que fue un punto de inflexión y nuestra cocina por muy casera y de por casa que sea, va tener un toque especial.