¿Te centras en aprender o en pensar que siempre tienes razón?

El pasado martes el Club de Desarrollo Personal y Liderazgo acogió una nueva sesión, en este caso, de la mano de Miguel Tito Malone, consultor de diseño e innovación y cofundador de Batiscafo, quien decodificó diez lecciones clave que los profesionales deben aprender de un entorno VUCA (volatility, uncertainty, complexity y ambiguity).

Si bien es un tema de moda, los entornos VUCA vienen de la esfera militar, quienes ya aplicaban estas características para definir sus estrategias. Trasladado al plano profesional, es igualmente válido para entender el contexto en el que las organizaciones de hoy desarrollan su actividad.

Para mi innovar es ayudar a las empresas a construir su futuro de forma metódica

“La clave está en la capacidad para gestionar la cantidad, pero sobre todo la calidad, del conocimiento”, explicaba Tito Malone. Y el siguiente punto fuerte de la innovación es estar en constante movimiento, es decir, establecer un ciclo en el que se crea, se mide, se aprende, y se vuelve a empezar.

IMG_1138

Tras un visionado de vídeos sobre los primeros intentos del hombre por volar, antes incluso de la aparición de la aeronáutica, Tito lanzaba la siguiente pregunta a los asistentes: ¿Qué hacen los pioneros para ser pioneros? Gestionar el conocimiento, o la ignorancia, para lo cual “se centraron en aprender y no en demostrar que tenían razón”, señalaba.

¿sabes que Zara, Google Facebook, entre otros gigantes, son seguidores
y no pioneros?

¿Sabes por qué? La curva de la difusión de la innovación de Everett Rogers muestra los riesgos que se asumen cuando se es pionero o se realiza un first-move. “Existe en este gráfico un área conocida como valle de la muerte que explica porqué las startups con las ideas más brillantes mueren al enamorar a un 16% de los potenciales consumidores/usuarios -que son los fanáticos-, y no realmente al 50% de su target”.

IMG_1188

De esta reflexión, nacía otra: “No podemos ser profesionales del futuro si no estamos cómodos con la ignorancia”, o lo que es lo mismo, tomemos conciencia de que sabemos que hay algo que no sabemos, y luego entendamos eso que no sabemos.

El Cómo fue el grueso de la sesión de Tito en la que arrojó diez puntos que se corresponden con las diez lecciones que podemos aprender desde las trincheras del entorno VUCA.

IMG_1191

Algunas de esas claves que podríamos aplicar en nuestro proceso innovativo, según el invitado de la ponencia de este mes de marzo, son:

  • Establecer un método científico a través del cual se desarrolle la capacidad de exploración, de elaboración de hipótesis y de validación de éstas. O lo que es lo mismo, pasar de los datos a la información.
  • Fabricar prototipos de nuestras ideas “en feo y funcional” para empezar, como por ejemplo, “haciendo un prototipado en papel dado que soporta perfectamente la creatividad”.
  • Controlar nuestros sesgos dado que la visión experta sobre algo distorsiona con frecuencia la realidad. Si conseguimos cuestionarnos nuestra verdad, innovaremos sin prejuicios.

Merece la pena detenerse en este punto para ejemplificar esta lección aprendida. Tito mostró los resultados de un estudio sobre un nuevo horno que se realizó en el seno de una fábrica de electrodomésticos. El innovador aparato se mostraba como perfecto para sus creadores, es decir, para los expertos: cómodo, fácil de utilizar, perfecto para las casas… “Habían creado el horno perfecto para miles de hogares”. Sin embargo, se decidió hacer una evaluación con personas que serían potenciales compradores. Los resultados, más que sorprendentes: el horno era más o menos cómodo, complejo de utilizar y “no muy allá para un hogar”.

IMG_1133

  • Debemos tener un plan, pero dado que la planificación no es garantía de éxito, tenemos que estar preparados/concienciados para descartarlo. O lo que es lo mismo, tengamos un plan pero como referencia.

A modo de reflexión final, los profesionales del futuro con interés por innovar deben prestar atención a su entorno y aprender a decodificar las señales que “el mundo” envía, escuchando activamente, convirtiendo lo complejo en sencillo, siempre con la mente puesta en encontrar la metodología adecuada para cada caso, y estando siempre preparados para desmontar, y volver a crear, sin miedo a la incertidumbre, a la toma de decisiones y a no ser el primero en…

 

 

Dejar una respuesta