Un buen corte es una buena fotografía

Lo bueno, si doble, dos veces bueno. Tras la excelente propuesta de taller en la que trabajamos la intuitiva y fugaz fotografía callejera en el club de fotografía del mes de mayo con Toni Balanzá, muy bien secundado por su compañera Sheila Varea, no podíamos resistirnos a organizar un segundo encuentro para rematar el primer semestre del año.

FotografiaCallejeraSi en esta primera sesión, nos estrenamos en esta modalidad de fotografía que cautiva y engancha con un taller práctico en el que disfrutamos a pie de calle dándole al disparador a diestro y siniestro, bajo la atenta mirada de estos dos profesionales, el pasado jueves 23 de junio, pasamos a trabajar delante del ordenador la parte de edición.

La edición fotográfica, quizá la parte más tediosa para aquellos que nos falta paciencia y no somos muy duchos con los programas informáticos, es igual de importante o más que el momento preciso en el que hacemos la foto, eso sí, como apuntaba Toni “una mala foto no la arregla ni photoshop”.

Para poner foco y aprovechar al máximo el ojo experto y entrenado de Toni, en esta segunda parte del taller, nos centramos en el recorte de la fotografía. Cuando hacemos una fotografía con una cámara digital, tenemos algún control sobre lo que incluimos en la imagen pero a menudo no tanto como querríamos. No pasa nada: el resultado son imágenes que pueden beneficiarse del recorte. Aparte de esto, a menudo es posible mejorar el impacto de una imagen recortándola para que los elementos más importantes se sitúen en los puntos clave. Una regla general, no siempre a seguir pero buena para tener en mente, es la “regla de los tercios”, que dice que el máximo impacto se obtiene situando el centro de interés a un tercio a lo largo de la imagen, a lo ancho y a lo alto.

“No hay que tener miedo a recortar. Cuando nos enfrentamos delante del ordenador a una fotografía hay que ver que elementos suman al mensaje que queremos transmitir. Si no suman, los recortamos”. “Saber cortar el clave” nos decía, y pudimos comprobarlo in situ. Tomando imágenes de la primera sesión, que en un principio parecían decir poco, tras la edición y el análisis crítico de muchos años de experiencia, un recorte aquí, un recorte allá y tachán, ¡fotón! De repente la fotografía parece que nos habla, que tenga una intención.

Como nos comentó, la edición fotográfica va a depender de tu estado de ánimo. La misma imagen, muchas veces la trataremos de distinta forma dependiendo del humor, obteniendo resultados muy distintos, ni mejores ni peores, diferentes.

Aspectos a tener en cuenta en el recorte

Fueron muchos y muy buenos los consejos que Toni nos dio durante las más de dos horas que estuvimos con él, pero vamos a resumir en 3 los puntos más destacables que tratamos:

Pasa la tijera: algunas veces no hay tiempo para encuadrar bien, o simplemente el resultado no te gusta tanto como esperabas, no pasa nada, puedes recortar la imagen cómodamente desde tu silla para reencuadrarla. Un buen encuadre puede salvar una foto.

FotografiaCallejera2
Fuente: http://www.blogdelfotografo.com

Endereza la imagen: ¡cuidado con las líneas torcidas! Es verdad que dejarlas dependerá de lo que se quiera transmitir con la foto, pero muchas veces si visualizas la imagen en un ordenador, no queda tan bien. Por ejemplo, un amanecer precioso en el mar puede estropearse totalmente si el horizonte está torcido y no queremos eso, ¿verdad?

FotografiaCallejera3
Fuente: dominatingdesigns.com

Convierte al blanco y negro: puede que tu imagen no diga nada en color, por mucho que retoques el brillo, el contraste, reencuadres… prueba a pasarla a blanco y negro, puede que te lleves una grata sorpresa.

FotografiaCallejera4Consulta en este link más consejos para mejorar tus imágenes con unos pocos retoques básicos.

También os animamos a que visitéis el link de Eric Kim: 15 Tips How Street Photographers Can Better Edit Their Work

Sin lugar a dudas han sido dos tardes muy interesantes, ahora con todo lo que hemos aprendido, solo nos falta practicar, practicar y practicar, tanto en la calle como delante del ordenador. Lo bueno, tenemos todo el verano por delante para dedicarle tiempo.

Dejar una respuesta